Empieza una carrera contrarreloj para salvar un acuerdo sobre el clima

Comenzó la cuenta atrás en Copenhague, donde unos 193 países disponían de menos de 48 horas para desatascar las negociaciones y alcanzar un acuerdo mundial contra el calentamiento global que mañana viernes deberían firmar 120 jefes de Estado.

“Las noticias que nos llegan de Copenhague no son buenas”, declaró hoy en Berlín la canciller alemana Angela Merkel, quien manifestó su esperanza de que la llegada de los dirigentes desbloqueara las negociaciones.

Las negociaciones para limitar el alza de la temperatura media del planeta a 2ºC, estancadas desde hace varios días, debían reanudarse esta mañana.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, que llegó hoy por la mañana a la capital danesa, 24 horas antes que el presidente Barack Obama, tenía previstos una serie de encuentros bilaterales con los representantes de China, Brasil y Dinamarca, entre otros.

El proceso avanza lentamente, advirtió el primer ministro australiano Kevin Rudd. “Es lo propio de este tipo de negociaciones, o bien chocan contra un muro, o bien hay una ofensiva hasta el final”, explicó.