El oficialismo, resignado a perder poder en el Congreso

La oposición avanza y el Gobierno nacional ya parece resignado. En las filas del oficialismo ven con preocupación cómo la oposición sigue a pie firme con su objetivo de quitarle poder en el Senado. Y todo indica que esto se verá reflejado en la sesión preparatoria del próximo miércoles, con un acuerdo que ya convoca a 37 antikirchneristas.

El nuevo esquema de poder quedará representado esta semana en la Cámara alta, donde la incertidumbre es ver hasta dónde llegará el avance opositor, porque posiblemente marque el rumbo de la gestión kirchnerista.

La oposición anunció que presentará un acta con todas las adhesiones 24 horas antes de la sesión, y de ese modo anticipará oficialmente su jugada luego del cierre de las negociaciones con el oficialismo.

Con este esquema, los antikirchneristas se quedarán con 14 de las 25 comisiones permanentes de la Cámara alta e integrarán a 8 de los 15 participantes de cada comisión, con lo que el oficialismo no podrá controlar ninguna de ellas.

El bloque que preside Miguel Pichetto mantendrá una reunión mañana por la tarde y decidirá cuál es el papel que jugará el miércoles: acordar ante la derrota; dar la discusión en el recinto, aún con los números en contra; o directamente evitar el quórum y no bajar a la sesión.