El Gobierno no se detiene en su embestida contra la Justicia

Una nueva cruzada. Esta vez, a través de uno de los diputados que integran el Consejo de la Magistratura, el Gobierno nacional pidió que los jueces que superen los 75 años de edad, como Carlos Fayt, se jubilen. Como contrapartida, la Corte Suprema rechazó públicamente otro de los proyectos del oficialismo, en este caso uno para que los magistrados rindan examen en forma periódica.

Este año se inició con varios cruces entre Gobierno y Justicia, que hasta incluyó palabras como “jueces alquilados” de la presidenta Cristina Kirchner, a quien los magistrados pidieron “mesura”, mientras que la jefa de Estado contestó que eso se parecía a la palabra “censura”.

Ahora, a través del diputado Carlos Kunkel, el kirchnerismo volvió a la carga contra la Justicia, especialmente hacia la Corte Suprema. “La Corte autodefinió que para ellos, ellos están por encima de la Constitución y, por lo tanto, tenemos magistrados que andan por los 90 años”, aseguró el legislador bonaerense.

De esta manera, Kunkel se refirió al fallo que favoreció al miembro de la Corte Carlos Fayt, de 92 años, que en 1994 ya superaba el límite de 75 años pero logró mediante un amparo aceptado por una jueza de primera instancia y ratificado por el máximo tribunal, que se declarara inconstitucional un artículo de la Constitución donde se pone un tope al mandato de los jueces.

“Yo descubrí el año pasado que había unos quince magistrados que tenían más de 75 años y que seguían trabajando. No he logrado que se jubilen y estoy en el Consejo de la Magistratura. No cumplen la ley, no hay plazo”, explicó Kunkel.