El Gobierno dice que la intervención de Santa Cruz sería “un golpe de Estado”

No deja de crecer el conflicto generado por la desobediencia del gobierno de Santa Cruz a acatar una disposición de la Corte Suprema de Justicia. Hoy el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, advirtió que si prosperan los proyectos de intervención federal de Santa Cruz, impulsados por sectores de la oposición, se concretaría “un golpe de Estado”.

“Es un golpe de Estado, es una locura eso”, remarcó Fernández al ser consultado sobre las iniciativas de la oposición para intervenir Santa Cruz por la negativa de la provincia a cumplir con un fallo de la Corte Suprema.

Fernández reiteró su posición en cuanto a que la decisión del máximo tribunal de reponer en su cargo al procurador general provincial Eduardo Sosa es de “imposible cumplimiento”.

“Nadie que en sus cabales puede pretender intervenir una provincia por una sentencia de imposible cumplimiento”, consideró el funcionario. Para el jefe de ministros, la oposición quiere matar “un mosquito con un misil”, al presentar iniciativas para intervenir Santa Cruz.

“Yo no voy a conspirar contra ningún gobierno ni de mi color ni de otros colores por una sentencia de imposible cumplimiento”, advirtió Fernández.