El dolor de la familia: “Estoy totalmente defraudada”

La madre de Gabriela Viagrán, esposa de Luis Fernando Pomar y hallada muerta ayer junto al resto de su familia a un costado de la ruta 31 cerca de Pergamino, dijo esta mañana que se siente “totalmente defraudada” por la actitud de los investigadores del caso, que hallaron los cuerpos recién 24 días después de la desaparición.

“Me siento mal, totalmente defraudada. Pido que se investigue por qué motivo no encontraron antes a esta familia, por qué tardaron tanto tiempo en encontrarlos”, sostuvo esta mañana la mujer, María Cristina Robert, en medio de un desgarrador llanto. En diálogo con la prensa en la puerta de su casa, en la localidad de Pergamino, la mujer también se quejó porque hasta ese momento ninguna autoridad policial o judicial la había llamado.

“Ninguna autoridad me llamó para decirme nada. me enteré porque un canal me llamó para avisarme y no lo podía creer. Casi me muero”, señaló la mujer al recordar el momento en que se enteró de que su hija, su yerno y sus dos nietas habían sido encontrados sin vida, a la vera de la ruta 31, cuando iban rumbo a Pergamino.

La mamá de Gabriela Viagrán se mostró enojada con los investigadores, y recordó que todos los días le decían que estaban rastrillando la zona y buscando a los integrantes de la familia. “¿Cómo puede ser que en 24 días no hayan registrado nada?”, se preguntó luego.

Asomada a la puerta de su casa de la calle Pinto al 100, de Pergamino, la mujer, quebrada por el llanto, afirmó: “Esto ya no es vida”.