El Consejo Agroindustrial Argentino deslindó responsabilidad de la política de exportaciones del gobierno

Tras la decisión de la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Federación Agraria Argentina (FAA) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) de abandonar el Consejo  Agroindustrial Argentino (CAA), la entidad integrada principalmente por cámaras de empresas relacionadas con la alimentación se desligó de la reciente medida del gobierno de prohibir la exportación de cortes populares de carne, y de la iniciativa para generar un fideicomiso destinado de “desacoplar” los precios internos de el trigo, el maíz y el pollo de los valores internacionales.

“El CAA no ha participado en las mesas de trabajo sobre las regulaciones de exportación para la carne bovina ni tampoco en las propuestas del gobierno de constituir fideicomisos para productos derivados del trigo y del maíz. Existen, sin embargo, Mesas Intersectoriales de esas cadenas que actuaron y siguen trabajando para evitar la introducción de medidas restrictivas o distorsivas; con resultados y responsabilidades diferentes”, señaló el nucleamiento por medio de un comunicado.

La nota se conoció horas después de que se produjera en Amstrong, Santa Fe, una importante reunión de productores que rechazan las políticas del gobierno para el sector. En ese encuentro participaron los dirigentes de la Mesa de Enlace. Luego de ello, la SRA emitió un comunicado en el que hace un cuestionamiento a la legalidad del cobro de Derechos de Exportación.

Leer Mas: La Sociedad Rural reclamó a Alberto Fernández que deje de aplicar retenciones porque “ya no tienen sustento legal”

 

El CAA es un nucleamiento de cámaras empresarias relacionadas con el sector de la alimentación que siempre ha tratado de tener un buen diálogo con el Gobierno. Durante la campaña electoral que llevó al presidente Alberto Fernández a la Casa Rosada, presentó una propuesta para impulsar las exportaciones agrícolas y generar 100.000 empleos. 

El año pasado, las entidades que conforman la Mesa de Enlace decidieron integrarse al CAA, en virtud de que con la renovación de autoridades se podía abrir una nueva etapa de diálogo. Concretamente, la SRA tuvo elecciones y el oficialismo hipercrítico que representaba Daniel Pelegrina perdió ante el actual titular Nicolás Pino.

Pero hace unos días la SRA, CRA y la FAA decidieron apartarse, quedando solo CONINAGRO. La salida es toda una señal política contra el gobierno, que tenía como interlocutor privilegiado al CAA. 

Si bien la conducción de la CAA se desvinculó de la medida de prohibir la exportación de siete cortes populares, entre ellos, el asado, la paleta y el matambre y del una iniciativa destinada a generar un fideicomiso con fondos que pagarían los exportadores para subsidiar los precios internos de alimentos derivados del trigo, el maiz y del pollo, la realidad es que reconoce que hay entidades que la conforman que participan de ese diálogo con el gobierno.

El plenario ha conocido estas decisiones a través de comunicados de prensa, sin información previa de las razones internas de los alejamientos ni por los medios establecidos en las reglas de funcionamiento vigentes. Más allá de los aspectos formales, todos los miembros del CAA siempre hemos sido respetuosos de las decisiones de cada una de las entidades“, indica el comunicado.

El CAA señala: “Somos un ámbito horizontal de debate y generación de propuestas de políticas de mediano y largo plazo donde se escuchan y reciben aportes. Hasta la fecha no se registran iniciativas pendientes o planteos irresueltos. Todo lo contrario, los miembros que han traído propuestas han logrado concretarlas. Solo recordar, por ejemplo, la baja y/o eliminación de derechos de exportación para los productos de las economías regionales; la modificación de la posición argentina en la Cumbre de Cambio Climático en Glasgow; o el Proyecto de ley de Promoción de Inversiones Agroindustriales (en estado Parlamentario). Otras gestiones no tuvieron eco por la falta de interés del Gobierno o posiciones contrarias a nuestros objetivos”.

“No obstante, nos hemos expresado en múltiples ocasiones, de manera clara y concreta en contra de cualquier tipo de restricción a las exportaciones, ya que consideramos que son el factor principal de generación de divisas y creación de empleo que ayudará a nuestro País a salir de la crisis y mejorar los índices de calidad de vida de nuestros compatriotas. Seguiremos trabajando en el mismo sentido”, dice el comunicado.