Egipto: pese la multitudinaria marcha que pide su renuncia, Mubarak dijo que recién se irá tras las elecciones de septiembre.

El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, resiste fuertemente en su cargo a pesar de que ayer martes unas dos millones de personas salieron a las calles a reclamar por su dimisión. A sus 82 años señaló que “ya he servido a Egipto durante demasiado tiempo, pero seguiré en esta tierra hasta mi muerte. La historia me juzgará por mis méritos”.

Asimismo, Mubarak aseguró que nunca pensó presentarse para la reelección y que dejará su cargo recién tras las elecciones de septiembre. “Usaré los meses que me quedan en el poder para cumplir con las demandas de la gente”, remarcó el mandatario quien a la vez consideró que “las protestas estuvieron manipuladas por las fuerzas políticas”.

Por otra parte, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, comunicó acerca de su charla con Mubarak a quien le pidió que comience ya mismo la transición. Al respecto consideró que esta transición “debe ser pacífica y debe comenzar ahora así como debe incluir a un amplio espectro de voces egipcias de los partidos de oposición y debería conducir a elecciones libres y justas”.