Dolor interminable en Misiones: sepultaron a las 11 víctimas

Un día después de la visita que hizo la presidenta Cristina Kirchner, quien prometió ayuda para los damnificados, fueron sepultados los restos de las once víctimas fatales que dejó el tornado que entre el lunes y el martes pasados azotó la zona aledaña a la localidad misionera de San Pedro, en el noreste de la provincia. En medio del dolor de los familiares y amigos de las víctimas, las autoridades misioneras reconocieron que las viviendas afectadas fueron en total más de 100.

El tornado dejó tras de sí once víctimas fatales en total, tres adultos y ocho menores, todas las cuales vivían en los parajes de Santa Rosa y Polvorines, donde el violento fenómeno meteorológico se hizo sentir con mayor intensidad.

Entre los muertos se encontraban tres niños pertenecientes a la familia Do Santos. Fátima Daniela, de 8 años; Kleberson (6), y una sobrina, Milagros Micaela Medeiro (5 años). También murieron como consecuencia del tornado Patricia de Matos, de 3 años; Laura Da Rosa (3), Belén Borges (6), Priscila Da Rosa (4) y César Chagas (13 años).

También fueron despedidos los restos de tres adultos, Eva Pereyra, de 74 años; Antonio Vicente (49), quien falleció ayer en el hospital, donde estaba internado en grave estado, y una mujer de unos 45 años cuya identidad no trascendió.

De acuerdo con un relevamiento oficial, son más de cien las viviendas afectadas: 47 en forma total y 63 parcialmente, además de ocho escuelas y dos aulas satélites. El ministro de Desarrollo Social provincial, Joaquín Losada, estimó que el total de personas afectadas por el temporal son alrededor de 800, y que se estaba analizando la situación en localidades cercanas al epicentro del tornado, donde también hubo daños, aunque de menor gravedad, como Wanda, 9 de Julio, Bernardo de Irigoyen y Libertad.