Cristina ratifica el DNU con el que echó a Martín Redrado del Central

El Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, anunció esta mañana que la presidente Cristina Kirchner ratificará –luego del “consejo” formulado anoche por la comisión bilateral que trató el tema- el decreto de necesidad y urgencia que emitió el pasado 7 de enero y con el que selló la suerte (y salida) de Martín Redrado al frente del Banco Central.

Sobre el novelón desatado al respecto, Fernández sostuvo en declaraciones a radio 10 : “Hicimos un barullo espectacular (durante) 30 días para llegar a ningún lado, exactamente al mismo lugar”. Así cuestionó el papel desempeñado por Redrado y la oposición que se opuso al desplazamiento de aquel.

El culebrón vivido a raíz del decreto de necesidad y urgencia de Cristina Kirchner con el que relevó de la titularidad del Banco Central a Redrado terminó anoche. Llegó a su fin con una serie de cruces, sorpresas y retrocesos que tanto caracterizaron la discusión desatada al respecto en el ámbito político.

Según los trascendidos de última hora de ayer, el vicepresidente de la Nación y presidente de la comisión bilateral que trató el tema en el Congreso, Julio Cobos, habría emitido su consejo a Cristina Kirchner en sintonía, esta vez sí, con los intereses del gobierno que él mismo integra, según publicó La Nación en su edición impresa de hoy.

Es decir, el mendocino habría avalado la remoción de Redrado, aunque habría argumentado su postura en causales distintas a las que esgrimió el Ejecutivo nacional. Mientras este señala el incumplimiento de los deberes de funcionario público de Redrado, Cobos habría respaldado su apartamiento en el aval que aquel realizó de los índices del Indec.

Los mismos rumores que le llegaron a la prensa, también viajaron rápidamente a los oídos de Redrado que, apenas se enteró del voto (ahora positivo) de Cobos, lo tildó de “poco serio” y de haberle dado “la espalda a la gente” al avalar el “atropello institucional pergeñado por el propio Gobierno”.

En el comunicado firmado anoche, Redrado volvió a posicionarse como un político de carrera que supo interpretar el reclamo popular de al haberle puesto “límites al poder político”, tal la muletilla que utilizó a lo largo de este culebrón, desde que se enteró que ya no iba a conducir el recorrido del Central ni el de sus reservas.

“La actitud de Julio Cobos es poco seria y con total falta de rigor para evaluar los hechos”, dijo Redrado, quien aseguró que “a los ojos de la población” quedó “claro” que cumplió “con la ley” y puso “límites al poder político”, oponiéndose a pagar la deuda pública con las reservas del Central, según publicó la agencia DyN.

El economista de libre mercado opinó que Cobos “le ha dado la espalda a la gente y ha participado del atropello institucional pergeñado por el propio Gobierno”. “Su interés ha sido político, pensando únicamente en su imagen de candidato de cara al año 2011. Poco le ha importado la legalidad”, resaltó el ex titular del Central.

Una devolución de gentilezas a esa hora del día, y después del trajín que significó la última sesión de la Bicameral. Es que Cobos, en su argumentación, le habría achacado al ex “golden boy” su sobreexposición y sobreactuación en los medios de comunicación.

Por su parte, Alfonso Prat Gay, diputado de la Coalición Cívica que junto al kirchnerista Gustavo Marconato completaron el tridente de la Bicameral, votó contra la remoción de Redrado, luego de haberse mostrado a favor su alejamiento del Central durante estos días de discusión.

El antecesor de Redrado en ese cargo habría concensuado su cambio de postura con su jefa política, Elisa Carrió, que no le convencía la posibilidad de quedar ante los ojos de la opinión pública como avalando la medida del Gobierno y situándose al lado de Cobos en ese sentido.

Finalmente, el voto de Marconato no deparaba ninguna sorpresa, ya que desde el comienzo había anunciado su respaldo a la decisión de Cristina Kirchner, quien ahora deberá efectivizar su resolución, aunque Redrado renunció el viernes pasado, respaldado al frente del Central a Miguel Pesce, hasta hace unos días vice de Redrado y actual conductor de la entidad financiera.