El Gobierno vuelve a congelar los precios de combustibles y obliga a Shell a anular el último aumento

El Ministerio de Comercio Interior informó sobre el congelamiento de precios para los combustibles líquidos, resolución que comenzará a regir a partir de mañana jueves. De esta manera las petroleras deberán retrotraer sus precios al 28 de enero; por su parte Shell deberá anular su última suba del 3,6 por ciento en naftas y gasoil.

El aumento de los precios en los últimos días desató una polémica en el Gobierno ya que según el ministro de Planificación, Julio De Vido, la medida tuvo “una clara intencionalidad política”. Además acusó al presidente de Shell Argentina, Juan José Aranguren, de parecer un referente de la oposición política antes que un gerente de una compañía extranjera”.

En las compañías petroleras argumentan el aumento ante el incremento del precio del barril de crudo que ya superó los 100 dólares debido a la crisis que se vive en Egipto. En tanto, los precios de biodiesel y etanol son ajustados mensualmente por la Secretaría de Energía.