Crisis financiera: Gran Bretaña sigue en recesión

A pesar de los pronósticos más optimistas, la crisis financiera internacional sigue mostrando su cara más dura. Hoy se anunció que Gran Bretaña continúa sumida en una profunda recesión después de registrar contra todas las especulaciones previas una contracción del 0,4% en el tercer trimestre con respecto al segundo y del 5,2% interanual, según datos oficiales.

Los datos fueron anunciados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) y contradicen todas las previsiones de los analistas, que apostaban en promedio por un crecimiento del 0,2% convencidos de que la maltrecha economía británica seguiría los pasos de Francia, Alemania o Japón, los grandes países que salieron de la recesión en el segundo trimestre de este 2009.

Gran Bretaña registró entre junio y septiembre de 2009 el sexto trimestre consecutivo de crecimiento negativo de su Producto Interior Bruto (PIB), aunque este -0,4% supone sin embargo una mejoría con respecto a los tres meses anteriores (-0,6%).

En total, el PIB se contrajo 5,9% desde que la economía entró en recesión en el segundo trimestre de 2008. Se trata del periodo más largo de contracción de la actividad económica desde que la ONS empezó a recopilar estos datos en 1955.