Comenzaron las audiencias por las tarifas y el Gobierno garantiza que subirán por debajo de los salarios

En el inicio de las audiencias públicas, la Secretaría de Energía garantizó que las tarifas de distribución de gas y de electricidad van a aumentar “por debajo de la evolución de los salarios”.

“Esa decisión se funda en la necesidad de mejorar el poder adquisitivo luego de la pandemia. Y que las facturas de estos servicios públicos tengan un peso cada vez menor para las familias”, sostuvo la subsecretaria de Hidrocarburos, Maggie Luz Videla Oporto.

La funcionaria fue la encargada de abrir la primera de las audiencias públicas que el Gobierno convocó para definir un ajuste en el precio de ambos servicios, aplicable desde el primero de junio próximo. La audiencia de este martes tiene por objeto el tratamiento de los nuevos precios del gas natural en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST).

LEE: Desde el Banco Central aseguran que la inflación “se desaceleró”

Videla Oporto indicó que el Poder Ejecutivo definió la política tarifaria para 2022 “con un reajuste anual y con la convicción de que las tarifas de distribución de gas y de electricidad deben tener correcciones que siempre tienen que estar por debajo de la evolución de los salarios”.

La funcionaria explicó que los usuarios con tarifa social “tendrán 0% de incremento en sus facturas. Y los que no tienen esa tarifa, tendrían un incremento del orden del 20%”. También, recordó que el Estado Nacional subsidia un 75,6% del costo total del gas natural para abastecer a la demanda, que implica un costo fiscal de US$ 3.064 millones.

En la audiencia está prevista la participación de 39 oradores, entre legisladores, empresarios del sector y asociaciones de consumidores, que disponen de 5 minutos cada uno para exponer. Las tarifas ya aumentaron un 20% en marzo para todos los usuarios, y el mes próximo volverán a ajustarse. El mayor impacto recaerá sobre el 10% de usuarios con mayor poder adquisitivo que dejará de percibir subsidios, que tendrán que afrontar subas que podrían llegar al 200%.

LEE: El aumento de YPF en las naftas y en el diésel se aplica de manera dispar en todo el país

En este marco, el ministro de Economía, Martín Guzmán, defendió el lunes la baja de los subsidios energéticos: “En la Argentina el principal limitante para sostener el crecimiento económico es la restricción externa, la restricción de divisas, los dólares. Por eso es tan importante articular políticas que agreguen valor en la economía, que le permitan a la Argentina generar mas divisas”.

“Hay cosas que ayudan a eso, como la obra pública, la educación, la ciencia y la tecnología. Hay otras que no, como los subsidios energéticos no segmentados que favorecen a los ricos”, enfatizó el funcionario. Las audiencias continuarán mañana, con la correspondiente a la energía eléctrica, y el jueves con la segmentación tarifaria.