Boudou encabezó el acto por el 20° aniversario del atentado a la Embajada de Israel

El vicepresidente, Amado Boudou, encabezó el acto central por el vigésimo aniversario del atentado a la embajada de Israel, ocurrido el 17 de marzo de 1992. En su discurso resaltó el trabajo realizado por la presidente Cristina Kirchner en la lucha contra el terrorismo y convocó al pueblo argentino a seguir luchando por el esclarecimiento de la verdad y remarcó que fue un acto terrorista “contra los 40 millones de argentinos”.

Además de la presencia de Boudou, la conmemoración contó con la del embajador de Israel en la Argentina, Daniel Gazit, el ministro de Justicia, Julio Alak, otras autoridades nacionales y dirigentes de la comunidad judía, se desarrolló el acto para recordar a las víctimas del ataque.

Al acto fue invitado el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien iba a ser encargado de depositar una de las ofrendas florales en memoria de las víctimas. En su lugar asistió la vicejefe de gobierno porteño, María Eugenia Vidal.

El acto comenzó a las 14.49 con el toque de una sirena. El diplomático Daniel “Danny” Carmon, sobreviviente del ataque contra la embajada de Israel y esposo de una de las víctimas, fue contundente al señalar que “Irán es responsable directo del atentado” y sostuvo que es un país “gobernado sin democracia ni Estado de Derecho”:

Carmon se emocionó al recordar a las víctimas y afectados. Renovó el compromiso para que una tragedia de esta magnitud no se repita y aseguró que “nadie puede reparar las ausencias”, como en el caso de su hija, que debió crecer sin una madre.

Luego habló Carlos Susevich, el padre de una de las víctimas. “Fue la presidente Cristina Kirchner quien convocó a un equipo de analistas para llevar adelante el proyecto de ley. A ella y a sus colaboradores, que hicieron posible que la ley sea hoy una realidad, les decimos gracias de corazón”, sostuvo el hombre.

Susevich sostuvo que “quisieron convertir al lugar de Recoleta en un apart hotel”. También remarcó: “Después de 20 años queremos saber quiénes fueron los autores materiales e intelectuales, pero también quiénes fueron los contactos locales que facilitaron el atentado. De éstos últimos no nos cabe ninguna duda, porque hubo una zona liberada”.

Luego fue el turno del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, quien confesó: “Quisiera sentir aquí el mismo orgullo que cuando hablo del juzgamiento a los represores de la Dictadura. Pero lamentablemente sólo podemos hablar de memoria, no de verdad ni de justicia, porque los responsables todavía no fueron encontrados”.

Sin embargo el funcionario aseguró que la lucha debe ser “incesante” y aseguró que el compromiso de todos tendrá “mayor vigor”. Alak afirmó que el “compromiso permanente de nuestra presidente Cristina Kirchner en esta causa es tanto personal como profesional” y que “este reclamo no cesará hasta que no haya impunidad”.

Agradeció al Estado israelí por la decisión de reconstruir la embajada, para que vuelva a “flamear la bandera de Israel en la Argentina”.

Luego fue el turno del ministro israelí Yossi Peled, quien habló en representación del Estado de Israel y aseguró que “Irán brinda apoyo y financia atentados”, además de remarcar que aquel país se ha convertido en “una amenaza para el mundo entero”.

“No le demos lugar al terrorismo” fue el lema que motorizó el nuevo encuentro, al cumplirse dos décadas de la tragedia. Por lo pronto, y si bien no podrá participar del acto, la Presidente decretó un día antes la reglamentación de la ley 26.690 que establece un resarcimiento económico a damnificados por este atentado, tanto víctimas fatales como heridos.

Amado Boudou fue el último en tener la palabra. El Vicepresidente resaltó: “Es momento de poder mirarnos a los ojos, tomarnos de la mano y saber que podemos seguir trabajando juntos por la verdad y la justicia. Saber que podemos reconocernos iguales en nuestras diferencias, que compartimos que la violencia no debe ser forma de resolver ninguna diferencia ni conficlicto”.

Además, Boudou resaltó el rol de Cristina Kirchner en contra del terrorismo: “Nuestra Presidente lleva a cada uno de los foros internacionales la lucha, la palabra y la acción contra el terrorismo internacional y su funcionamiento. Todos, los que pensamos igual y los que pensamos distinto, podemos compartir estos conceptos”.

El Vicepresidente quiso dejar en claro que el atentado fue “contra los 40 millones de argentinos”, pero pese a eso sostuvo que “no se puede perder de vista que fue originado por el antisemitismo”.