Aseguran que uno de los detenidos por el crimen de la maestra había sido alumno suyo

Mientras su familia despedía sus restos, una noticia impactó con fuerza tras el crimen de la maestra Sandra Almirón. Uno de los tres detenidos por el salvaje asesinato de la docente, baleada en la localidad de Derqui para robarle el auto, habría sido alumno suyo. Así lo señaló esta mañana el hermano de la víctima, Claudio.

“Cuando empezó a sonar el nombre de este detenido, nos pareció que había sido alumno suyo. Es muy fuerte esta versión. Ahora se van a revisar los archivos y registros del colegio Santa Ana, para confirmar si su nombre figura entre los chicos que fueron alumnos de ella”, dijo el hermano de la docente asesinada.

Además, al hablar con la prensa en el lugar donde eran velados esta mañana los restos de su hermana, reveló que el último de los detenidos por este caso -un joven de 16 años, que fue apresado a última hora de anoche- “es hijo de un policía” que trabaja en la zona. Una información conocida esta mañana indicó incluso que el padre de este adolescente -que se desempeña en un destacamento policial de Pilar- fue quien entregó a su propio hijo en la DDI de ese distrito.

La detención de ese chico se sumó a la de un joven de 19 años -con antecedentes por robo a mano armada- y a la de otro adolescente de sólo 15 años, quienes están sospechados de haber participado del violento asalto que terminó con la muerte de Sandra, el miércoles pasado por la noche en la localidad de Derqui.

Sobre la posibilidad de que uno de los implicados en el crimen haya sido efectivamente alumno de Sandra, el hermano de la víctima aseguró: “Si fue así, entendemos la saña con la que actuaron, porque a uno de los que la asaltaron lo habría reconocido”.

Claudio reclamó además un cambio en la legislación para que los menores puedan ser juzgados cuando cometan este tipo de hechos, y sostuvo que este crimen tiene que ser un punto de inflexión en ese sentido.

“Esto tiene que ser ya. No hay nada que discutir. Hay muchísimos casos como este. Tienen que cambiar la ley, para que a los 12 ó 13 años ya puedan ser imputables”, reclamó.