Anibal Fernández niega que el Gobierno apoye toma de escuelas, pero reivindica reclamos de alumnos

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, negó hoy que el Gobierno esté apoyando la toma de escuelas y facultades en la ciudad de Buenos Aires, aunque reivindicó “que a esta edad vuelva a haber chicos con formación política, con vocación de decir las cosas que sienten, provengan del partido que provengan”.

El funcionario volvió a apuntar contra el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, al indicar que al conflicto “tiene que resolverlo la Ciudad y ojalá encuentre la solución pronto”, pero consideró que los estudiantes “están dando una explicación más que concisa y contundente a la sociedad” ya que “sólo se ha ejecutado el 7 por ciento del presupuesto” para las escuelas.

“No estoy apoyando ninguna toma de escuela y si pudiera evitarla me encantaría, porque me parece que no es la solución del tema”, expresó Fernández a Radio 10 y acotó: “Reivindico que a esta edad vuelva a haber chicos con formación política, con vocación de decir las cosas que sienten, provengan del partido que provengan”.

Al ser consultado si las tomas tienen el visto bueno del Gobierno nacional, Fernández respondió con un contundente “no”.

Sin embargo, remarcó que “los jóvenes que están en esta discusión es por lo menos de conocer de lo que están hablando, saber cuáles son los derechos que están reclamando y hablando con propiedad”.

“Se han tomado el trabajo de analizar el presupuesto que tiene el 7 por ciento de ejecución, y están dando una explicación concisa y contundente a la sociedad”, subrayó Fernández.

De inmediato aclaró: “No estoy apoyando a ninguna toma de escuela y si pudiera evitarla me encantaría porque me parece que no es la solución del tema”.

Fernández indicó que reivindica que “vuelva a haber chicos como formación política y con vocación de decir las cosas que sienten, provengan del partido que provengan”.

“No me meto en la política de la Ciudad, tiene que resolverla la Ciudad y ojalá encuentren pronto la solución”, aseveró.

Luego, destacó “el nivel de inversión” en materia educativa que viene realizando la administración nacional.

“Vamos a inaugurar la escuela 1000, nunca en la historia de los argentinos se están construyendo tantas escuelas”, manifestó el funcionario.

El martes último, la presidenta Cristina Fernández aseguró que no le parece “demasiado” lo que piden los alumnos que protestan contra el gobierno porteño de Macri, en reclamo de la reparación de escuelas, y destacó que los chicos quieren “un plan de obras”.

Aquel día, la jefa de Estado consideró que la petición de los alumnos secundarios le resultó “más positiva que lo que hacen algunos miembros de la oposición”.

Sin embargo, durante el último fin de semana, el ministro de Educación nacional, Alberto Sileoni, llamó a los alumnos secundarios porteños y de la UBA que tomaron edificios a “volver a la normalidad para terminar un año en paz”, al ratificar “el valor de los 180 días de clases”.