Amenazaron de muerte a uno de los jueces del “caso Skanska”

A su casa llegó un ramo de flores con un sobre que decía: “Que en paz descanse”. La amenaza llegó al domicilio particular del juez en lo Penal Tributario Javier López Biscayart, uno de los que interviene en el llamado “caso Skanska”. El magistrado reconoció que está “preocupado” luego de que recibiera las advertencias.

“Yo había recibido amenazas con anterioridad, pero lo raro en este caso es porque llegaron hasta mi casa. Otras veces siempre eran en el juzgado. Esta vez llegaron a mi casa y eso me preocupó mucho”, afirmó esta mañana el juez López Biscayart.

El magistrado reconoció que el caso Skanska es una investigación “muy compleja, con muchos imputados”. Y señaló que en la parte tributaria, que lleva adelante -la investigación en lo penal está en manos del juez federal Norberto Oyarbide-, podría haber imputados que obtengan “el beneficio de la amnistía” derivado del blanqueo de capitales impulsado por el Gobierno.

“Hay peticiones en ese sentido. Se están haciendo los trámites de rigor y todavía no está en condiciones de resolverse”, señaló el juez.

En el año 2006, López Biscayart descubrió el presunto pago de coimas de la constructora Skanska en la ampliación del gasoducto Norte y Sur.

El magistrado tiene a su cargo 385 causas en la que se investigan delitos económicos que involucran a importantes empresarios.

López Biscayart procesó en la causa Skanska a Néstor Ulloa, que dirigía Nación Fideicomisos, al empresario Adrián Félix López y a los gerentes de la empresa sueca Skanska.