Alfonsín: “¿quien duda que no soy Raúl? Claro que no lo soy”

El diputado Ricardo Alfonsín acusó hoy sus rivales de la interna radical de “agraviarlo” y de “discutir cosas ridículas e impropias” que involucran a su padre, el ex presidente Raúl Alfonsín, y volvió a manifestarse indignado de ser considerado por sus adversarios funcional al kirchnerismo.

“Están discutiendo cosas ridículas, tonterías, impropias de personas inteligentes. Dicen: ‘Ricardo no es Raúl, Raúl es Raúl Ricardo, Ricardo es Ricardo Luis’. Fíjense el nivel, qué barbaridad. ¿Quién duda de que yo no soy Raúl Alfonsín? Claro que no lo soy”, se enojó.

En la recta final de la compulsa que se celebrará el próximo domingo y que lo enfrentará con el sector que lideran Leopoldo Moreau y Federico Storani, con el apoyo del cobismo, Alfonsín se diferenció de sus contrincantes: “Yo no los he agraviado, ellos sí lo han hecho”.

En declaraciones a radio Continental, insistió en desestimar que la elección interna radical sea un enfrentamiento entre “el alfonsinismo y el cobismo” y afirmó que quienes “introdujeron la discusión acerca de la candidatura presidencial de 2011, aunque ahora lo nieguen, fueron ellos”.

“Fueron ellos los que dijeron que acá estaba en juego una interna en la que podía perfilarse los candidatos”, insistió el diputado nacional.

En tal sentido, evaluó que, en primer lugar, “lo hicieron porque apareciendo Cobos en la Provincia de Buenos Aires iba a facilitar la acumulación de fuerzas”.

Y por otra parte, reflexionó, “lo que querían era eludir discutir acerca de las cuestiones que hay que discutir: ¿qué pasó en la provincia de Buenos Aires con el radicalismo para que se alejara no la sociedad -que eso sería más difícil de dilucidar-, sino para que se alejaran los afiliados radicales?” “Esos afiliados que se fueron a su casa, que dejaron de participar, que se enojaron, que se desencantaron con el partido”, añadió, para subrayar que “nosotros en todo momento dijimos que no estaba en juego la cuestión de 2011. Que aunque no se eligiera presidente en 2011, igual esta interna se daría”.

Alfonsín sostuvo que su espacio adoptó esa actitud “no por temor a que aparecieran ellos como representantes de (el vicepresidente) Julio Cobos y esto nos pudiera perjudicar. Lo hicimos para cuidarlo a Cobos, lo hicimos por responsabilidad partidaria”.

Luego, reaccionó airadamente al recordársele las imputaciones de sus adversarios acerca de que él y su sector estarían siendo funcionales al kirchnerismo, en virtud de este enfrentamiento interno.

“¿Y qué quiere que haga yo?”, le repreguntó a su entrevistador: “¿Qué para no resultar funcionales al kirchnerismo acepte que la conducción del partido la tengan dirigentes o visiones que creo que son dañinas para el partido? ¿Qué puedo hacer?” Ante una pregunta, Alfonsín se encargó de subrayar que Storani “no es tan cercano a mi padre” como supone cierto sector de la población.

“Si repasa la primera versión de la historia, se va a encontrar que ‘Fredy’ se diferenció bastante y, leyendo un artículo por Internet, vi que llegó a decir: ‘Yo no soy hijo (político) de Alfonsín”.

Finalmente, volvió a pedir la participación de los afiliados en la elección del domingo.

“Si sólo votan los que son llevados a votar, tenemos pocas posibilidades de ganar. Pero si la gente acude de manera masiva, ganaremos el domingo”, aventuró.