“Big little lies” y “The Handmaid’s tale” arrasaron con los Globo de Oro

8. enero 2018 | Por | Categoria: Cultura, Destacadas

En el año del #metoo y el efecto Weinstein, que revolucionó la escena hollywoodense, tres series protagonizadas por mujeres y con temáticas femeninas fueron las ganadoras en las tres categorías posibles en los Globo de Oro.

Los Ángeles- En el año del “#metoo” y el “efecto Weinstein”, que revolucionó la escena hollywoodense a partir de múltiples denuncias por abuso de poder y acoso sexual contra decenas de figuras de la industria, tres series protagonizadas por mujeres y con temáticas femeninas, en especial “Big Little Lies”, fueron las ganadoras en las tres categorías posibles en los Globo de Oro, que se entregaron anoche en Hollywood.

Oprimidas, golpeadas, madres solteras, asesinas, policías, comediantes, estrellas de cine o incluso reinas; las mujeres marcaron el ritmo de muchas de las ficciones más elogiadas del año con relatos de liberación, reivindicación o sufrimiento, y dominaron también en las nominaciones en las categorías de mejor miniserie, mejor serie dramática y mejor comedia de televisión o plataforma de streaming.

Quizás como pocas veces antes en la producción televisiva, las mujeres ocupan mayoritariamente un espacio no marginal; son reales, capaces tanto de heroicidad o de completos desastres, pero por fin tridimensionales.

Para el rubro estrella, es decir el de mejor miniserie, no se esperaba ninguna sorpresa; luego de barrer con todos los premios Emmy en septiembre pasado, “Big Little Lies” se llevó cuatro Globos de Oro (y no se llevó otros dos porque las nominadas competían en las mismas categorías).

La serie de HBO sobre un crimen, una mujer golpeada y otra de ellas violada, llamó la atención este año por su refrescante estructura narrativa pero sobre todo por su retrato del sufrimiento del abuso y la fuerza de un grupo de amigas para decir “basta”.

Nicole Kidman como mejor actriz de miniserie y Laura Dern y Alexander Skarsgård como actores de reparto, completaron el gran triunfo en la TV.

También eran previsibles las estatuillas como mejor serie dramática y mejor actriz dramática para Elisabeth Moss por “The Handmaid´s Tale”, que relata la historia de un Estados Unidos distópico en el que la sociedad ha virado hacia una teocracia dictatorial dirigida por hombres y las mujeres son sometidas como en la antigüedad.

Allí brilló Moss (“Mad Men”) como Ofred, una criada obligada a reproducirse con uno de los líderes del régimen por ser de las pocas mujeres vivas que puede quedar embarazada.

“Ya no somos la historia al margen, nosotras somos la historia, escribimos la historia”, dijo Moss al recibir el premio por la serie que originalmente se vio en Estados Unidos por la plataforma Hulu y que en Argentina podrá verse desde marzo por Paramount Channel.

No tan esperado pero sí acorde al clima general resultaron los triunfos de “The Marvelous Mrs. Maisel” como mejor comedia televisiva y de Rachel Brosnahan como mejor actriz de comedia, por la misma serie.

La comedia, disponible en la plataforma de Amazon, retrata la historia de un ama de casa neoyorquina a la que su marido abandona para irse con otra mujer, su familia la maltrata y decide probar suerte como comediante en la muy masculina escena del stand up de la “Gran Manzana” a fines de los 50.

Los galardones para los rubros actorales masculinos resultaron más variados: Sterling K. Brown ganó por la serie dramática “This Is Us”, Ewan McGregor por su genial representación de dos hermanos gemelos en la miniserie “Fargo” y Aziz Ansari por la comedia de su autoría “Master of None”.

Este último es el único premio de la noche para la plataforma Netflix, que así retrocede varios casilleros respecto al año pasado, aunque una mirada general de los galardonados confirma el dominio actual de las compañías de streaming y los canales de pago, como Amazon, Hulu y HBO, en la producción de series de calidad.

 

Comentarios cerrados